Ley de Protección y Conservación de Glaciares

En el mes de mayo del año 2014 la organización Greenpeace fundó República Glaciar, un nuevo país sobre 23.000 km2 de glaciares en la cordillera de Los Andes, amparándose en un vacío legal y una falta de reconocimiento de estos territorios por Chile. La acción tuvo por objetivo denunciar la desprotección de glaciares, así como generar en el Poder Ejecutivo una posición favorable para considerar estos recursos naturales como un bien público y se comprometa con su protección a través de una ley, evitando cualquier amenaza que los afecte. La iniciativa República Glaciar ya cuenta con la participación de miles de ciudadanos, quienes declaran compromiso con la protección de los glaciares.

Frente a la iniciativa existen tres posiciones: La primera, propuesta por el gobierno, busca proteger efectivamente solo los glaciares que están en parques nacionales, permitiendo que el resto sea intervenido en distinto grado dependiendo del valor que le pueda dar un comité de ministros.

La segunda posición, pretende proteger los glaciares en tanto representen reservas estratégicas de agua. Sin embargo, cuando existan intereses de por medio estos podrían ser intervenidos apelando a Tribunales Ambientales. Finalmente, la posición de Greenpeace y diversas organizaciones ambientales es que todos los glaciares sean declarados intocables por ley y se garantice la protección del entorno que los conserva. Bajo este precepto los glaciares no podrían ser intervenidos bajo ninguna circunstancia.

Frente a dichas posiciones, el empresariado ha manifestado su preocupación, argumentando que la aprobación de la iniciativa implicaría restringir la actividad minera en muchas cuencas donde existen recursos mineros, concesiones vinculadas a nuevos proyectos o la expansión de explotaciones existentes, lo que afectaría y pondría nuevas condiciones a la minería. Frente a ello proponen una evaluación caso a caso como se hace hoy en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA).

En agosto del 2015, el proyecto se encontraba en la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados.

 

Minería

No

No