Planta de molibdeno de minera Collahuasi

En el 2005, habitantes de la caleta de Chanavayita -cercana al Puerto de Patache- denunciaron anormales, intensos y desagradables olores que provocaron dolores de cabeza y vómitos en la población. Según los habitantes, las emanaciones provenían de la planta de molibdeno perteneciente a la minera Collahuasi, lugar donde además existe una termoeléctrica de la misma empresa.

El día 26 de enero del año 2006, la abogada Myla Chávez Gajardo presentó una demanda en contra de la minera Doña Inés de Collahuasi por los daños a los habitantes de Chanavayita producto de las emanaciones y contaminaciones que habría generado la minera. A su vez, la demanda buscaba establecer la responsabilidad de la Municipalidad de Iquique al otorgar los permisos para la instalación de esta planta y por la falta de fiscalización de parte de ésta.

En el 2008 la CONAMA y la Seremi de Salud fiscalizaron la situación y declararon a la minera responsable de la contaminación en la zona.

El año 2009, vecinos de Chanavayita se tomaron la principal ruta de Iquique en demanda de soluciones. Por su parte, el Instituto de Investigaciones y Ensayos Farmacológicos de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile entregó un informe, encargado por Collahuasi, descartando la presencia de ácido sulfhídrico e indicando que las emisiones de olor estarían asociadas a otros 7 compuestos, ninguno de los cuales es tóxico o cancerígeno. Además, la investigación identificaba como probable fuente de las emisiones odoríferas la carencia de agua potable y alcantarillado en la zona, así como al depósito de basura.

En la actualidad, la comunidad se encuentra dividida entre quienes apoyan a la empresa y aquellos que siguen adelante con la demanda por contaminación y problemas en la salud de la población.

Minería

No


DIA

Aprobado

DIA

Aprobado