Proyecto minero Pampa Hermosa

El proyecto minero Pampa Hermosa considera 200 kilómetros cuadrados de nuevas faenas, la ampliación de las Áreas Industriales de Nueva Victoria y Sur Viejo, así como el crecimiento del Campamento Iris. La vida útil del proyecto se estima en 30 años y la inversión alcanza a US$ 1.033 millones hasta la etapa de cierre del mismo.

El proyecto contempla aumentar la producción de yodo en la planta de Nueva Victoria en 6.500 toneladas por año, así como la construcción de una nueva planta para producir 1.200.000 toneladas por año de nitrato de sodio y nitrato de potasio en el Área Industrial de Sur Viejo.

La comunidad aymara, los habitantes de la zona y especialmente los agricultores están preocupados por los efectos que este proyecto pueda tener en el ya colapsado río Loa, pues la iniciativa considera captar hasta 60 litros por segundo desde la Quebrada Amarga, situación advertida por la Dirección General de Aguas (DGA) que planteó una serie de reparos a la iniciativa.

Adicionalmente, se extraerá agua desde el acuífero del Salar de Llamara, parte de la cual se utilizará para inyectar artificialmente lagunas con el propósito de mitigar el impacto de la actividad minera.

La mayor preocupación de la comunidad aymara está en la probable desaparición del milenario oasis de Quillagua y en la migración forzada de sus habitantes debido a la sequía. Además, la continua extracción de agua del Salar de Llamara afectaría gravemente la biodiversidad de flora y fauna terrestre y acuática del área, afectando los planes de desarrollo turístico que se tenían previstos para la zona.

Si bien la Dirección General de Aguas (DGA) y la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI) presentaron reparos, el proyecto fue aprobado en septiembre de 2010. Al respecto, las comunidades denunciaron la existencia de irregularidades en el proceso de evaluación, sobre todo en materia de consulta indígena y consentimiento para el desarrollo del proyecto.

En junio de 2015, el Consejo Regional (CORE) de Tarapacá, interpuso una denuncia ante la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) a la Sociedad Química y Minera de Chile (SQM) por eventuales incumplimientos a su Resolución de Calificación Ambiental (RCA) en la ejecución de su proyecto “Pampa Hermosa”. Los representantes regionales, bajo una moción de acuerdo que incluyó a la mayoría de los integrantes del Consejo Regional de Tarapacá, a mediados de abril decidieron denunciar a la minera ante la autoridad ambiental por infracciones que habrían provocado un gran daño ambiental en la zona. Acusaron que los servicios públicos han hecho caso omiso del problema, “encubriendo” lo que está sucediendo con la iniciativa.

La denuncia interpuesta ante la SMA, advierte que las extracciones de agua que realiza SQM en el salar podría afectar la calidad de agua de los Puquíos de Llamara, alterando potencialmente la flora y fauna que habita estas formaciones vegetales. Asimismo, se señala el incumplimiento por parte de la empresa de los Programas de Seguimiento Ambiental Hidrogeológico del proyecto y los incumplimientos en la extracción de agua en el salar a través de los pozos. Las comunidades indígenas cercanas al salar de Llamara indicaron que se sumarían próximamente a la petición de los consejeros de Tarapacá.

En julio de 2015, la SMA decidió iniciar una investigación a raíz de la denuncia del Consejo Regional de Tarapacá. Con ello, se abre un nuevo flanco de complicaciones para SQM, quien en los meses anteriores había tenido que enfrentar la salida del Directorio de su principal accionista, Julio Ponce Lerou, en el marco de una tensión con la firma canadiense Potach que tiene alta participación interna en la empresa. Todo esto, a raíz de la investigación judicial respecto a pagos irregulares a personeros vinculados a partidos políticos. A ello, se suma la disputa legal que SQM tiene con CORFO, que recurrió a un arbitraje para reclamar la finalización anticipada del contrato de arrendamiento sobre el Salar de Atacama, considerándose un incumplimiento grave por parte de la empresa.

Minería

No


EIA

Aprobado

EIA

Aprobado