Proyecto minero Caserones

La explotación del yacimiento de cobre y molibdeno Caserones, será otra aplicación del Tratado de Integración y Complementación Minera firmado entre Chile y Argentina. La mina utilizará 173 millones de litros de agua por día, equivalente al consumo de 120.000 familias. Para paliar la crisis hídrica que afecta a la zona, Lumina Copper inició la construcción de cañerías que transportarán el agua desde Argentina.

Entre las observaciones que realiza la comunidad al proyecto están la ampliación del área de influencia directa a todas las comunidades presentes en la ruta de acceso a la mina, el reconocimiento por parte de la empresa del impacto social que significará el proyecto, sobre todo en la localidad de Los Loros, y la proposición de medidas de mitigación al respecto. A esto se agrega el reconocimiento de las estructuras comunitarias y culturales de las comunidades al interior del valle, el otorgamiento de apoyo concreto en infraestructura -tanto a Bomberos de Tierra Amarilla como a la Posta Rural- para enfrentar emergencias químicas derivadas del transporte de sustancias peligrosas, la construcción de un bypass en Los Loros, el resguardo de las rutas de tránsito ancestrales de los crianceros al interior del valle, la construcción de una planta desalinizadora de agua que asegure la sustentabilidad hídrica de la cuenca para todas las actividades productivas, humanas y la biodiversidad de la zona, así como la implementación de más instancias de participación ciudadana.

La Municipalidad de Tierra Amarilla, que venía siendo parte del proceso de Evaluación de Impacto Ambiental, se retiró de dicho proceso sin conocerse motivos. A pesar de esta deserción, el municipio logró resultados importantes como el reconocimiento de la empresa a los grupos humanos y sus costumbres al interior del valle, la intención de la minera de evaluar un bypass en la localidad de Los Loros y el compromiso de invertir en apoyo a bomberos y a la posta de salud rural de Los Loros. Además, logró que la empresa admitiera que las familias de los sectores de Junta del Potro, Pastos largos, El Torín y La Semilla se abastecieran del río Ramadillas para solventar sus necesidades básicas, y en virtud del riesgo de alteración de la calidad de las aguas, la trasnacional se comprometió a proveer de sistemas de agua potable individuales para cada familia.

En noviembre de 2013, la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) formuló 23 cargos- 10 infracciones graves y 11 leves- al proyecto minero, relacionadas con el manejo de agua y la línea de transmisión presentada a evaluación ambiental. En diciembre del mismo año, habitantes de Tierra Amarilla solicitaron al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) un nuevo proceso de participación ciudadana en el proyecto, indicando que se ubicaría en una zona de agotamiento hídrico en la región de Atacama, producto de la operación de muchas empresas que han limitado el acceso al agua.

En marzo de 2014 se aprobaron las Resoluciones de Calificación Ambiental y la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de la iniciativa Caserones, las cuales fueron suspendidas debido a un recurso de protección presentado por agricultores de la zona, en conjunto con la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Copiapó y la Mesa Social en Defensa de Atacama, en abril del mismo año. La suspensión de la RCA y la consecuente paralización de proyecto, fue rápidamente revertida por la Corte de Apelaciones de Copiapó. La anulación se llevó a cabo producto de la presentación de otro recurso de reposición por parte de la minera Lumina Cooper, que terminó por revertir la suspensión.

En marzo del año 2015, la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) sancionó al proyecto con una multa de 14.745 UTA por diversas infracciones, entre ellas, la no implementación de medidas de mitigación para prevenir la contaminación de aguas subterráneas de la cuenca del Río Copiapó; la construcción de varios tramos de la línea de transmisión eléctrica que provee de energía al proyecto siguiendo un trazado diferente al autorizado; y la no validación previa de los estudios, diseños y sistemas de control de infiltraciones de los depósitos de lixiviación y lastre.

Minería

No


EIA

Aprobado

EIA

Aprobado