Proyecto minero Catanave

La Reserva Nacional Las Vicuñas, creada en 1983, tiene una superficie de 209.131 hectáreas y es parte integral de la Reserva de la Biosfera Lauca. En este lugar se pretende desarrollar el proyecto minero Catanave de la empresa Southern Copper Corporation, el cual consiste en la realización de perforaciones para determinar la existencia de vetas para la explotación minera.

En 2010, el proyecto fue calificado favorablemente por la Comisión Regional del Medio Ambiente (COREMA) de Arica y Parinacota, a pesar de la oposición de las comunidades indígenas que habitan en la zona y las organizaciones ecológicas.

Una de las causas de este conflicto se relaciona con la compra por parte de la empresa Southern Copper Corporation de los derechos de agua de la comunidad indígena Ticnámar, los que de acuerdo a la regulación de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI) no pueden ser traspasados a privados.

La Coordinadora Aymara de Defensa de los Recursos Naturales de Arica y Parinacota junto al Alcalde de Putre, Ángelo Carrasco, interpusieron un recurso de protección en contra de la COREMA por la aprobación del proyecto de “Exploración Minera Catanave” de la empresa Southern Copper Corporation por no cumplir con la obligación de consulta a los pueblos indígenas derivada del Convenio 169 de la OIT, ratificado por Chile en 2008.

Otro foco de la disputa es la realización de la prospección en un territorio cuya propiedad está en litigio. Específicamente, la Comunidad Indígena Aymara de Ticnámar ha demandado en juicio de reivindicación y cancelación de inscripciones a la Comunidad Sucesoria Territorial de Ticnámar, causa que está siendo llevada en el Segundo Juzgado de Letras Civil de Arica.

En Marzo del año 2011, el alcalde de Putre, Ángelo Carrasco, se resistió a la aprobación del proyecto, presentando un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones, asegurando que la empresa a cargo del mismo, Southern Copper Corporation, había infringido normativas medioambientales y de protección a las comunidades cercanas. Por su parte, las mismas comunidades indígenas afectadas presentaron otro recurso de protección en contra de la ejecución del proyecto de exploración minera en el Cerro Catanave. Ambas presentaciones, sin embargo, fueron rechazadas por la Corte de Apelaciones de Arica.

En junio del año 2011, la Corte Suprema también rechazó los recursos de protección, ratificando, en fallo dividido, el veredicto inicial de la Corte de Apelaciones de Arica, el cual consideró que no hubo acto ilegal o arbitrario al aprobar el proyecto que pretende realizar 14 sondajes en la ladera oeste del Cerro Catanave. La decisión de la Corte Suprema contó con el voto en contra del ministro Haroldo Brito, quien fue partidario de realizar una consulta, acogiéndose a los preceptos establecidos en el Convenio 169 de la OIT.

Minería

No


EIA

Aprobado

EIA

Aprobado