Central termoeléctrica Punta Alcalde

La central termoeléctrica Punta consistía en la construcción y operación de una central de combustión a carbón constituida por 2 unidades de potencia de 370 MW de generación de energía cada una. La iniciativa ingresó al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) en febrero del año 2009, recibiendo numerosas observaciones respecto de su funcionamiento e impactos a través de ICSARAS.

En junio de 2012, la Comisión de Evaluación Ambiental de Atacama (CEA) rechaza el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto. Las razones tenían relación con las emisiones de sus chimeneas, cuyos impactos en una comuna declarada como zona de latencia por material particulado no fueron aclaradas por Endesa en dicha instancia. El otro punto cuestionado fue el grado de contaminación de las aguas que usaría la central en sus procesos internos y que posteriormente las devolvería al mar. Al respecto, Endesa Chile anunció que recurriría al Comité de Ministros del SEA para revertir la decisión.

Las principales preocupaciones de la población local tenían relación con la contaminación ya existente en la zona. De hecho, la comunidad había presionado al gobierno para que la declarase como zona saturada. Junto a lo anterior, señalaban irregularidades en el proceso de evaluación del EIA, tales como que la empresa ya disponía de la concesión marítima sin haber sido aprobado el proyecto, no haber considerado la línea eléctrica ni el puerto que involucraba la iniciativa.

En diciembre de 2012, el Comité de Ministros dio luz verde a la iniciativa. Pese a ello, se establecieron condiciones para aprobar el proyecto, entre ellas, que Endesa invirtiera en un precipitador electroestático para reducir la emisión de partículas.

A comienzos de marzo de 2013, la Corte de Apelaciones de Santiago ratificó la orden de no innovar, solicitada por un grupo de pescadores de Huasco en febrero del mismo año, rechazando con ello el recurso de reposición presentado por Endesa. Junto a lo anterior, el mismo organismo resolvió acoger tres de los cuatro recursos de protección presentados en contra de la decisión del Consejo de Ministros que había resuelto calificar de forma favorable al proyecto. Por unanimidad, los ministros establecieron que se dejaba sin efecto el acuerdo adoptado por el Comité, debiendo realizarse una nueva sesión del mismo a fin de que se pronuncie respecto de los argumentos vertidos en la resolución denegatoria de la Comisión Ambiental de Atacama, en relación al impacto real en la calidad del aire.

En enero de 2014, y luego de que Endesa apelara en agosto ante la Corte Suprema el fallo de la Corte de Apelaciones, se aprobó definitivamente la termoeléctrica. En noviembre del mismo año, el Comité de Ministros ratificó la aprobación de la central Punta Alcalde, rectificando la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) obtenida en febrero de 2013 por el proyecto, incorporando las condiciones y modificaciones expresadas en el fallo del máximo tribunal relativas a la construcción de la obra.

En enero de 2015, Endesa detuvo la iniciativa por incertidumbres sobre su rentabilidad, pues los valores de los activos no serían recuperables.

Energía

No


EIA

Rechazado

EIA

Rechazado