Embalse de relaves Minera Tambillos

El proyecto contempla la construcción de un embalse de relaves donde serán dispuestos los Residuos Mineros Masivos (RMM) de la Planta de Beneficio de SCM Tambillos, la cual procesa mineral proveniente de las Minas Florida Norte y Florida Sur. Posee una vida útil de 22 años y comprende una superficie de 182.272 m2.

La iniciativa está emplazada en la carretera que une las localidades de La Serena y Ovalle. Existe un tranque de relaves en operación y otros en etapa de cierre, ambos no han estado exentos de problemas ambientales y de seguridad laboral, lo que ha originado un proceso de sanción en contra del titular del proyecto. Respecto los alcances e impactos del proyecto, miembros de la comunidad denuncian que en la evaluación no se presentaron la totalidad de los antecedentes respecto a las medidas adoptadas para asegurar que el embalse no, así como los respectivos planes de emergencia.

El Servicio Nacional de Geología y Minería (SERNAGEOMIN) se ha pronunciado favorable frente al proyecto, argumentando que la propuesta que debe ingresar al SEIA va a diferir del que finalmente se apruebe respecto de componentes como estabilidad y riesgo de la obra.

Los habitantes del territorio, junto al alcalde y el consejo municipal exigen que la empresa presente un Estudio de Impacto Ambiental, que permita la participación ciudadana dentro del proceso.

En mayo del 2011, en una dividida votación de 6 votos contra 5, la Comisión de Evaluación Ambiental de la región rechazó la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) presentada por la empresa, ya que consideraron que no contaba con los antecedentes necesarios que garantizaran que la instalación del embalse no provocaría efectos adversos en el ambiente.

El alcalde, Oscar Pereira, señaló que lo importante es velar por la salud de las personas, por lo que es necesaria la realización de un EIA, en especial porque la empresa, que no se habría pronunciado a favor de la comunidad y pretende levantarse en una zona con proyecciones turísticas, residenciales y agrícolas. Por su parte, el concejal Miguel Ángel Cuadros argumentó que habría razones para desconfiar de la empresa, considerando su historial laboral de incumplimiento hacia sus trabajadores. Aun así, la empresa podría ingresar nuevamente el proyecto para evaluación si así lo decía, pero como estudio de impacto ambiental, el cual asegura la participación de la ciudadanía.

El titular del proyecto presentó un recurso de reclamación al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) en febrero de 2012, posterior a dicha acción la institución aprobó la construcción del embalse, dejándose sin efecto la determinación regional. El SEA certificó que el proyecto cumplía con la normativa ambiental para su funcionamiento.

Minería

No


DIA

Rechazado

EIA

Aprobado