Central Termoeléctrica Energía Minera

El proyecto de la cuprífera estatal Codelco, División Ventanas, consiste en una central termoeléctrica de tres unidades generadoras de 350 MW cada una, cancha de acopio y manejo de carbón; y depósito para las cenizas generadas en el proceso. La planta estaría ubicada en las comunas de Puchuncaví y Quintero, ocupando una superficie 113,5 hectáreas.

La comunidad local y pescadores artesanales se oponen a la instalación de nuevos proyectos industriales y térmicos en la zona debido al complejo panorama ambiental que existe, lo cual habría perjudicado la calidad de vida de la población local durante décadas.

En febrero de 2009 la COREMA de Valparaíso aprobó la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) del proyecto "Central Térmica Energía Minera", exigiendo a la empresa cumplir las medidas de mitigación y compensación que correspondan para asegurar que el proyecto controle la emisión de contaminantes a la atmósfera.

En agosto de 2009 la Tercera Sala de la Corte Suprema confirmó los dos fallos de la Corte de Valparaíso que rechazaron los recursos de protección interpuestos en contra de la construcción de la Central. Organizaciones declararon que se habría incurrido en actos ilegales y arbitrarios que afectaban el derecho a la vida y un medioambiente libre de contaminación.

En el año 2009, Codelco licitó la construcción y operación de la termoeléctrica Energía Minera, contrato que fue adjudicado a la empresa Colbún.

El 2011, tras varios episodios críticos de contaminación en la zona de Puchuncaví-Quintero, autoridades y representantes de empresas presentes en el sector se comprometieron a hacer frente a los problemas medioambientales en la zona, suscribiendo un Acuerdo de Producción Limpia (APL). Dichas medidas fueron miradas con un alto nivel de incredulidad por parte de la población local.

En julio de 2012, se reactivó un proceso sancionatorio que estaba llevando a cabo la Comisión de Evaluación Ambiental (CEA) de Valparaíso en contra del complejo termoeléctrico. Entre las razones que fundamentaron está proceso se cuentan el incumplimiento de la RCA, relativo a la compensación de emisiones de azufre de la central. En el marco del proceso sancionatorio la termoeléctrica de Codelco, la empresa estatal cuestiona la competencia del CEA para sancionar al titular, señalando que hace tres años se presentó ante la autoridad competente una propuesta metodológica para la verificación de la compensación de emisiones de azufre de la central y su respectivo cronograma.

En enero de 2013, organizaciones sociales y comunitarias convocaron a una marcha para informar y manifestarse en contra del proyecto Energía Minera. Los vecinos exigieron al Estado de Chile renunciar a dicha iniciativa por ser zona saturada el sector donde se pretendía emplazar.

En julio de 2014, grupos ambientalistas criticaron el acuerdo entre Codelco y ENAP para retomar el proyecto termoeléctrico en Ventanas.

En febrero del año 2015, la organización Oceana solicitó al SEA la caducidad de la RCA del proyecto Energía Minera. A esto, se sumaron pescadores artesanales de Puchuncaví, quienes argumentaron contaminación de las bahías de Ventanas, Puchuncaví y Quintero, lo que repercutiría negativamente en su fuente laboral.

En abril de 2015, ENAP descartó el proyecto termoeléctrico Energía Minera, por una serie de complejidades ambientales y comunitarias. Si bien la idea, en un comienzo, era transformar la central carbonera en una que funcionara a base de gas natural como combustible, la empresa petrolera señaló que quiso evitar conflictos con la comunidad.

Energía

No


EIA

Aprobado

EIA

Aprobado