Proyecto hidroeléctrico Achibueno

El río Achibueno se ubica en la zona sur de la región del Maule, en la precordillera de Linares. Es en este sector donde se pretende instalar el Proyecto Hidroeléctrico Achibueno, el cual contempla dos centrales hidroeléctricas de pasada, denominadas El Castillo y Centinela, de una potencia total de 135 MW para aportar el SIC.

La comunidad se opone a la construcción de las dos centrales de pasada en Altos de Achibueno señalando que éstas secarían el cauce del río entre el sector de Pejerrey y Monte Oscuro, principal balneario de los linarenses, afectando así el creciente turismo en la zona. Señalan además que las centrales se instalaran en una zona de alto valor de conservación, el cual está siendo tramitado para declararlo Santuario de la Naturaleza.

En enero de 2011 el EIA de la empresa fue aprobado por la Comisión Regional del Medio Ambiente (COREMA) del Maule, a pesar de las numerosas y graves falencias denunciadas por ciudadanos, municipalidad y parlamentarios.

Ante este hecho la municipalidad de Linares, junto a organizaciones ambientales y ciudadanas, interpusieron recursos administrativos y judiciales en contra de las autoridades que aprobaron el proyecto. El 6 de mayo de 2011 la Corte de Apelaciones de Talca rechaza un recurso de protección interpuesto. En octubre de 2011 la Tercera Sala de la Corte Suprema dio luz verde a la construcción de centrales hidroeléctricas en el río Achibueno.

En mayo de 2012, el Movimiento “Salvemos el Achibueno” entregó un documento firmado por la ingeniera jefa del Departamento de Conservación y Protección de Recursos Hídricos de la Dirección General de Aguas (DGA), Mónica Musalen, que según los ambientalistas impediría construir las centrales “El Castillo” y “Centinela”. El informe señalaba que faltaban antecedentes técnicos necesarios para evaluar si el caudal ecológico determinado es adecuado para satisfacer los requerimientos de la biota acuática y los usos antrópicos del río Achibueno.

Ante esto los parlamentarios del Maule sur, senadores Hernán Larraín y Ximena Rincón, los diputados Romilio Gutiérrez y Jorge Tarud, se reunieron con el Contralor General de la República, Ramiro Mendoza, para hacer presente las irregularidades que ha presentado el proceso de autorizaciones de construcción de las centrales de paso.

El 20 de julio del 2012 se reunió el Consejo de Ministros de SEA para revisar, entre otros, el recurso de reclamación en contra de la aprobación de las hidroeléctricas de Achibueno. Como medida de presión, vecinos de Linares se tomaron la Gobernación en el Centro de la Ciudad, los que posteriormente fueron desalojados por Fuerzas Especiales de Carabineros.

Finalmente, el Consejo de Ministro resolvió a favor de la empresa dando el visto bueno a las centrales hidroeléctricas, lo cual fue rechazado por la ciudadanía. A pesar de existir resolución aprobada, la cual ha sido ratificada incluso por el Ministro del Medio Ambiente en enero de 2015, organizaciones ambientalistas y comunidades han mantenido acciones para frenar la iniciativa. Es así como en junio de 2015 realizaron una exposición ciudadana, presentando datos técnicos respecto de los peligros que conlleva el proyecto en caso de erupción volcánica. También elaboraron una reclamación frente a la resolución adoptada, petición que fue rechazada por el Tribunal Ambiental.

A mediados del 2015 el proyecto se encuentra paralizado, puesto que existen dificultades con el proceso de expropiación de territorios donde se pretende emplazar la iniciativa. Ante esta situación se ha solicitado la intervención del Ministerio de Obras Públicas.

Energía

No


EIA

Aprobado

EIA

Aprobado