Central hidroeléctrica Aguas Calientes

En el 2009 la empresa australiana HYDROCHILE S.A. presentó a evaluación ambiental el proyecto que pretende construir la Central Hidroeléctrica Aguas Calientes en el valle del río Diguillín desde el sector de Aguas Calientes hasta la entrada de la Reserva Nacional Ñuble, junto al Sendero de Chile, en el corazón del Corredor Biológico Nevados de Chillán - Laguna del Laja, en la región del BioBio. El objetivo principal del proyecto es la construcción y operación de dos centrales de pasada en serie con dos pequeños reservorios de acumulación, para el aprovechamiento hidroeléctrico de las aguas del río Diguillín. Las centrales entregarán una potencia aproximada de 24 MW en conjunto, la que será entregada al Sistema Interconectado Central (SIC).

En la zona donde pretende instalarse el proyecto las principales actividades productivas están relacionadas al Turismo. Además, es necesario destacar la importancia que tiene el área a intervenir por el proyecto para la conservación de la Naturaleza en la región.

Ante la posible instalación de las centrales se formó el movimiento No a la central Hidroeléctrica en Aguas Calientes, que logró recabar más de 800 observaciones ciudadanas.

Entre la comunidad, las organizaciones y empresarios de la zona existe preocupación por la posible contaminación de cauces, afectación al sector turístico de la zona por las maquinarias que serán instaladas, accidentes viales en la etapa de construcción y afectación a las zonas de valor natural presentes en el área de influencia del proyecto.

En vista del bajo aporte que el proyecto genera al soporte energético nacional, la comunidad solicitó al titular que reevalúe su decisión de seguir adelante con su proyecto.

Desde mayo de 2009 y durante todo el 2010 la evaluación ambiental del proyecto estuvo suspendida a petición del titular. Finalmente, debido a la fuerte oposición ciudadana, y a las evidentes falencias del estudio de impacto ambiental, con fecha 26 de mayo del 2011, la empresa Hydrochile S.A retiró el proyecto.

Las agrupaciones ambientalistas señalaron que este triunfo respondió al trabajo coordinado de las comunidades aledañas y de las fallas e imprecisiones del Estudio de Impacto Ambiental ingresado por el titular. Sin embargo, la empresa aclaró que no significa que la iniciativa esté cancelada definitivamente.

Energía

No


EIA

Desistido

EIA

Desistido