Central termoeléctrica Bocamina II

El proyecto corresponde a la construcción de una Segunda Unidad generadora de electricidad de 350 MW de potencia instalada, adyacente al sitio industrial de la Central Bocamina, comuna de Coronel. La planta se encuentra a orillas del mar, en medio de un circuito de poblaciones de pescadores artesanales.

Bocamina II consiguió su calificación ambiental mediante un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) en 2007. Sin embargo, producto de nuevos estudios de ingeniería realizados a partir del año 2008, Endesa decidió optimizar el diseño de la segunda unidad. El objetivo era mejorar su funcionamiento en términos ambientales y de seguridad, sin modificar las características esenciales del proyecto aprobado, lo que, a la vez, podría permitir un aumento de potencia en 20 MW. Para ello, ingresó una Declaración de Impacto Ambiental (DIA), lo que fue cuestionado por la Confederación Nacional de Federaciones de Pescadores Artesanales de Chile (CONFEPACH) que presentó un recurso de protección contra el proyecto exigiendo la presentación de un EIA. Este recurso fue rechazado por la Corte de Apelaciones de Concepción.

Durante el 2011, vecinos de la planta se manifestaron en diversas ocasiones contra la termoeléctrica, aduciendo contaminación ambiental, ruidos molestos y problemas de salud e impacto sobre los recursos del borde costero. A fines de ese mismo año, el Ministro de Energía, Rodrigo Álvarez, visitó la Central Bocamina II y realizó un llamado al diálogo entre vecinos, pescadores y la empresa, a fin de resolver sus diferencias y avanzar hacia la resolución de la controversia.

Las manifestaciones en contra continuaron en 2012. Particularmente en junio, pescadores artesanales de Coronel iniciaron una manifestación en las cercanías de la termoeléctrica, registrándose enfrentamientos con Carabineros. En este contexto, tres vecinos se subieron a la chimenea de la central, advirtiendo que no descenderían hasta recibir noticias de solución a sus demandas, entre ellas una erradicación digna con un aumento en el avalúo de sus viviendas. Días después, tras no ser escuchados por las autoridades, un grupo de vecinos de La Colonia en Coronel decidió enterrarse en los depósitos de cenizas de la termoeléctrica Bocamina II en protesta por la contaminación y los daños a la salud que decían sufrir a causa de la planta.

Luego de investigaciones realizadas por entidades técnicas y la Policía de Investigaciones (PDI) respecto de impactos de la central en la bahía de Coronel, el año 2014 organizaciones ambientales y de pescadores presentaron un recurso de protección en la Corte Suprema, argumentando que la empresa no había respetado la garantía constitucional N° 19, relativa al derecho a un medio ambiente libre de contaminación. Al respecto, el organismo judicial indicó a la Superintendencia del Medio Ambiente sancionar con una multa de 8.640 UTM a Endesa por el incumplimiento de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), exigiendo la ejecución de una serie de acciones de mitigación, así como la elaboración de un Estudio de Impacto Ambiental para volver a operar.

En marzo de 2015 el Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia confirmó la multa a Endesa por los incumplimientos de normas de emisiones de gases y ruidos en la central termoeléctrica Bocamina II.

Energía

No


DIA

Aprobado

DIA

Aprobado