Central termoeléctrica RG-Generación

El proyecto CT RG Generación tiene como principal objetivo proveer de energía eléctrica adicional al SIC, contribuyendo a satisfacer la demanda de consumo eléctrico y respondiendo eficazmente a los requerimientos del sistema en el mediano y largo plazo.

Se ha optado por la tecnología de generación termoeléctrica mediante carbón por ser un combustible viable, disponible, eficiente, de fácil transporte y manejo, y cuyos impactos al medioambiente pueden ser controlados dentro de los márgenes establecidos por la legislación ambiental mediante tecnologías probadas y confiables, cuyas inversiones no ponen en riesgo la factibilidad del proyecto. Esto permitirá contribuir con 700 MW brutos de potencia al SIC (entregados por 2 unidades de generación de 350 MW cada una), lo que a su vez ayudará a diversificar la matriz energética del país y aumentará la seguridad en el despacho frente a eventuales problemas de sequía o abastecimiento de otros combustibles.

Este proyecto ingresó al SEIA el 25 de febrero del 2010. Inmediatamente el rechazo al proyecto se hizo sentir entre las autoridades comunales de Coronel y los vecinos de la comuna que no quieren una cuarta termoeléctrica en su comuna. En Coronel ya tienen encima 3 termoeléctricas: Bocamina 1 que funciona hace casi 40 años, Bocamina 2, una ampliación de Bocamina 1 que ya está en funcionamiento. Las dos de propiedad de Endesa. La tercera termoeléctrica es la central Santa María, de propiedad de Colbún.

Cabe mencionar, además, que en agosto del 2009, el Alcalde de Coronel ingresó al Sistema de Evaluación Ambiental el proyecto Plan Regulador de Coronel, en donde uno de los objetivos es evitar la instalación de nuevas centrales generadoras de energía dentro del área urbana y restringir el uso industrial en aquellas zonas con destino residencial, modernizando así una normativa que se encuentra absolutamente obsoleta. En Coronel se han realizado diversas acciones mediáticas e incluso una inédita sesión de concejo municipal al aire libre en el sector Puchoco para repudiar públicamente la instalación de esta nueva termoeléctrica debido a los impactos a la salud y el medioambiente que este tipo de centrales generan. Estas actividades se suman a la gran cantidad de manifestaciones ciudadanas que se están llevando a cabo en contra de este tipo de industrias generadoras de energía.

El 17 de marzo, tras la realización del test de admisibilidad por parte de la autoridad ambiental la Comisión Regional de Medio Ambiente (Corema) del Bio Bio invocó 34 causales para no admitir a tramitación el estudio de impacto ambiental del proyecto de la empresa Río Grande. Entre las deficiencias detectadas en el EIA por la autoridad ambiental destacan: el no reconocimiento de la emisión de mercurio, níquel y vanadio, contaminantes propios de una termoeléctrica a carbón; no se consideró en el estudio la modelación de escenarios de largo plazo, información relevante para evaluar la estabilidad de las comunidades biológicas en el mediano y largo plazo en función de la persistencia de la pluma térmica en el tiempo; no se considera el posible efecto sinérgico entre la descarga de esta termoeléctrica y las de Bocamina y Santa María, también en la comuna de Coronel; el titular no presenta medidas de compensación concretas para material particulado, y no hay una descripción de los efectos que tendrá el proyecto sobre las actividades desarrolladas actualmente en el sector extractivo de recursos naturales. En definitiva la Corema declaró que la termoeléctrica no era viable ambientalmente.

Energía

No


EIA

No admitido a tramitación

EIA

No admitido a tramitación