Proyecto central hidroeléctrica Angostura (PCH-Angostura)

En 2008 se proyecta la Instalación de una nueva central hidroeléctrica en el Biobío donde ya operaban Pangue y Ralco, territorios pertenecientes a comunidades Mapuche-Pehuenche. En septiembre del mismo año la iniciativa se somete al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental.

El proyecto consiste en una central de embalse que se encontrará en el curso medio del río Biobío, está diseñado para un caudal de 700 m3/s, con una altura neta de caída de 50 metros y una generación media anual de 1.542 GWh. Una línea de transmisión eléctrica transportará la energía generada desde el proyecto hasta el Sistema Interconectado Central (SIC). La presa del proyecto se emplazará a unos 700 metros aguas arriba del puente El Piulo, cercana a la confluencia de los ríos Biobío y Huequecura. Esto generará un embalse de 5 kilómetros de largo por el río Huequecura y de 16 kilómetros de largo por el río Biobío, entre los puntos de captación de estos cursos y el punto de restitución ubicado a 120 metros aguas abajo de la presa. La vida útil se estima superior a los 100 años.

En la zona de afectación del embalse de la central Angostura viven unas cuarenta familias, algunas de las cuales se autoidentifican como mapuche-pehuenche. Según testimonios de la población local, la confluencia de los ríos Huequecura y Biobío marca, precisamente, la entrada al territorio pehuenche del Alto Biobío. Por ello se habría requerido una Consulta Indígena enmarcada en el Convenio 169 de la OIT.

En el marco del proceso de participación ciudadana del EIA, las organizaciones ciudadanas presentaron una cantidad aproximada de 400 observaciones, dentro de las cuales se reivindica la preservación de los sitios arqueológicos y la significación cultural-ceremonial del lugar donde se emplazará el proyecto.

A pesar de las observaciones y reparos de las comunidades, en noviembre de 2009 el proyecto fue calificado favorablemente por la COREMA del Biobío. Frente a dicho dictamen, la organización Aguas Libre interpuso una reclamación ante la CONAMA esgrimiendo la calidad indígena de la población y las tierras afectadas, recurso que fue acogido. Posteriormente, y ante la falta de respuesta a la reclamación, la organización presento un recurso de reposición, el cual fue rechazado por la Dirección Ejecutiva de CONAMA en agosto de 2010. Esto derivó en una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

En 2011 el Noveno Juzgado Civil de Santiago anula los derechos de agua no consuntivos entregados a Colbún por la Dirección General de Aguas (DGA) en 2006. Los argumentos se basan en que al momento de hacer la solicitud de derechos de agua, en 1980, la empresa no cumplía con los requisitos legales para hacerla procedente. Pese a la resolución, la empresa continuó la construcción de la central Angostura.

En septiembre del año 2013 comenzó el proceso de llenado del embalse de la central, y se realizaban los últimos trabajos para que iniciara sus operaciones comerciales a fines del mismo año.

En julio de 2014, se anunció la puesta en marcha de la central. Esto generó el rechazo por parte de comunidades indígenas, quienes denunciaron efectos en el ecosistema y para el ecoturismo que se allí se desarrollaba.

Energía

No


EIA

Aprobado

EIA

Aprobado