Línea de transmisión Melipeuco-Freire

El proyecto considera la construcción, en la comuna de Freire, de una línea de transmisión eléctrica aérea de 110 Kv de tensión y de 98,9 kilómetros de longitud. Esta red se inicia en la comuna de Melipeuco, en el sector cercano al río TrufulTruful, y se proyecta hasta intersectar con la línea existente de 220 KV de TRANSELEC.

Comunidades mapuche de la zona se oponen a la instalación del proyecto. Señalan que con la aprobación de esta propuesta se está violando el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y se pasan a llevar sus derechos directamente. El tendido eléctrico, que pasará por un sitio de significación cultural, se suma a la instalación de diversas empresas salmoneras y la construcción de un aeropuerto, también en terrenos reivindicados por las comunidades.

El 4 de octubre de 2011 la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de La Araucanía calificó favorablemente la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto. Tras su aprobación las comunidades mapuche interpusieron un recurso de amparo constitucional respecto de la decisión de la autoridad ambiental, señalando que el trazado eléctrico atraviesa once comunidades indígenas y se emplazará colindante a otras veintiuna. Además, declaran, la iniciativa debió haber sido evaluada mediante un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y no por medio de una DIA.

Los principales impactos declarados tienen relación con la alteración significativa de los sistemas de vida y costumbres de grupos humanos, localización próxima a población protegida susceptible de ser afectada y alteración de monumentos pertenecientes al patrimonio cultural. Las comunidades indígenas señalan que el proyecto debió haber contemplado una consulta a las comunidades indígenas tal como establece el Convenio N° 169 de la OIT.

En enero de 2012, la Corte de Apelaciones de Temuco acogió el recurso interpuesto por las comunidades mapuche y determinó suspender la resolución que autoriza el tendido. Sin embargo, en junio de 2012 la Corte Suprema de Santiago revocó la resolución y determinó que no existía infracción a la ley por no realizar las consultas a las comunidades indígenas, ya que el proyecto no se emplazará en terrenos ancestrales sino que se aprovechará el tendido eléctrico de una línea férrea en desuso.

Actualmente las comunidades mapuche continúan manifestándose contrarias a las líneas de transmisión eléctrica de alta tensión, denunciando corte de árboles, intervención de espacios públicos y privados, conflictos sociales internos, problemas de salud de los habitantes, desinformación relativa al proyecto y consecuencias de las instalaciones que disponen las empresas.

Energía

No


DIA

Aprobado

EIA

Aprobado