Lavadero de oro en río Colico

Este conflicto tiene sus orígenes en diciembre 2009 cuando la Minera La Montaña ingresa por primera vez al Sistema de Evaluación Ambiental vía Declaración de Impacto Ambiental (DIA) el Proyecto Minero Aurífero Río Colico, iniciativa que no fue admitida a tramitación ambiental por la COREMA de la Araucanía, notificándose a la empresa en marzo del 2010. Luego en octubre de 2011 ingresa una nueva DIA denominada "Explotación lavadero de oro", donde describe que el proyecto consistía en realizar una recuperación de oro de un lavadero aluvial con una rampa de acceso en el lecho del río Colico; y de esta manera obtener material suficiente para realizar pruebas en una planta piloto de concentración gravitacional que se instalará dentro del área de ejecución. En esta ocasión la Comisión de Evaluación de la Región de La Araucanía no admite la iniciativa en noviembre del mismo año. A días de la notificación, la empresa por tercera vez presenta un DIA, esta vez el proyecto se llama "Explotación lavadero de oro, segunda presentación". Según la descripción de la propia empresa, el proyecto consiste en realizar una recuperación de oro de un lavadero aluvial con una rampa de acceso en el lecho del río Colico; y de esta manera obtener material suficiente para realizar pruebas en una planta piloto de concentración gravitacional que se instalará dentro del área de ejecución del proyecto.

Este proyecto fue inmediatamente rechazado por las comunidades Mapuche y organizaciones ciudadanas de Carahue quienes advirtieron que esta extracción minera produciría un inminente daño ambiental en la zona calificada como "patrimonio natural comunal". Los agricultores de la zona también estaban muy preocupados por este proyecto: “No sabemos quiénes son los dueños, ni siquiera han venido a nuestra sede. Pero sabemos que si viene una empresa acá, la que sea, va a afectar mucho al medio ambiente, porque acá se ocupa el río para los animales, para regar los huertos, así que esto es negativo para nosotros y rechazamos el proyecto totalmente.” Señalaba a principios de abril, Juan Salazar Falcone, presidente del Comité de Pequeños Agricultores de la Junta de los Ríos.

La ciudadanía recibió el respaldo de la Municipalidad de Carahue y de la Red de Acción por los Derechos Ambientales, RADA. Según RADA, el proyecto en cuestión “impactaría profundamente a las comunidades que viven aquí en torno al río, que sería también afectado, ya que hay gente que hace uso del río para consumo humano, por lo que se requiere una calidad del agua excelente. Se hace uso además del agua para los animales, para riego, para la recreación con fines turísticos, por tanto cualquier impacto negativo en este río traería consecuencias muy graves para la vida de todas las personas que viven acá en el sector”. La organización ha señalado “Vamos a solicitar que este proyecto sea devuelto al titular, porque no ingresó correctamente. Debería haber ingresado como un Estudio de Impacto Ambiental y no como una simple Declaración, y estaremos pendientes de la respuesta del SEIA a estas inquietudes”.

Cabe mencionar que en el marco del proceso de evaluación ambiental la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena emitió un informe en diciembre del 2011 en el que indica: “En consideración a que el proyecto se encuentra aguas arriba de las Comunidades Indígenas Antonio Chaucano, PJ 572, y Andrés Maliqueo, PJ 1500, consideradas ambas poblaciones protegidas por leyes especiales y quienes han manifestado su preocupación por el arrastre de residuos que el proyecto provocará en el río Colico, del cual estas comunidades hacen uso, es que se solicita la realización de un proceso de participación ciudadana que dé a conocer el proyecto y que recoja las observaciones a este por parte de las Comunidades antes mencionadas”.

El 18 de abril de 2012, tras cinco meses de evaluación ambiental, Copper Capital Minera La Montaña presentó una carta de desistimiento del proyecto al SEA de la Araucanía. En la misiva la empresa explicó que deciden abortar el proyecto por no contar con las garantías mínimas aceptables para realizarlo, acusando de presión indebida de las autoridades, sumado a los acontecimientos de violencia en La Araucanía.

Minería

No


DIA

Desistido

DIA

Desistido