Línea de alta tensión Neltume-Pullinque

El proyecto corresponde a la construcción y operación de una Línea de Alta Tensión (LAT) para la transmisión e inyección al Sistema Interconectado Central (SIC) de la energía que generará la futura Central Hidroeléctrica Neltume (CH Neltume), la que se ubicaría en la comuna de Panguipulli, Región de Los Ríos. La superficie total involucrada en el proyecto correspondería a 188,6 ha.

Los principales efectos ambientales que se asocian al proyecto son la pérdida de 105,5 ha de bosque nativo y la afección del entorno en comunidades indígenas. De éstas, la comunidad Juan Quintumán sería la más afectada, debido a que la Central Hidroeléctrica Neltume también la involucra. Los habitantes denuncian la carencia de información respecto a los efectos que causaría la instalación de las torres de alta tensión, debido al campo magnético que producen y al ruido permanente que generan. Además, les preocupa las potenciales afectaciones para sus animales y cultivos.

En mayo de 2012, el CORE se manifestó no conforme con la respuesta de Endesa a sus observaciones sobre el proyecto. En la votación se reiteraron los argumentos relacionados al impacto de la iniciativa en una zona con un ecosistema protegido y donde se ejecuta un programa de Zona de Interés Turístico financiado por el propio gobierno regional.

En junio de 2012, comunidades mapuche acudieron a una audiencia con los embajadores de Italia y España, haciéndoles entrega de un informe ejecutivo de vulneración de sus derechos por parte de Endesa.

A comienzos del año 2013 las comunidades rechazaron el proceso de consulta propuesto por el SEA, señalando que no existían garantías para el cumplimiento de los estándares. Asimismo, exigían el respeto de sus derechos, ya que la consulta no sólo era extemporánea, sino que contenía omisiones y sesgos metodológicos en la presentación de sus informes técnicos.

En marzo del año 2014, comunidades mapuche de Panguipulli presentaron un recurso de protección contra el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) en la Corte de Apelaciones de Valdivia. En mayo, la Corte de Apelaciones de Valdivia rechazó la acción judicial. Frente a ello, las comunidades involucradas decidieron apelar a la Corte Suprema, la que a inicios de septiembre ratificó la decisión de la Corte de Apelaciones de Valdivia de no innovar en contra del proceso de consulta indígena.

En diciembre de 2014 finalizó el proceso de consulta indígena propuesto por el SEA en Neltume, estableciéndose acuerdos protocolares sobre el mejoramiento de infraestructura, vivienda y educación, y la entrega de recursos para implementar proyectos productivos en las comunidades involucradas. La firma de protocolo se llevó a cabo por representantes de las comunidades Inahuincul, Rayen Huincul, TrullunMapu, Peñihuen, Juan Catripan y Trique Cui-Cui, pertenecientes al área de Cayumapu, en la comuna de Panguipulli; la autoridad ambiental y la empresa Endesa.

Desde febrero del año 2015 algunas de las comunidades de Panguipulli, señalando la invalidez del protocolo firmado con dichas comunidades, exigieron al SEA la inadmisibilidad del proyecto hidroeléctrico, arguyendo que la empresa no cuenta con los derechos de agua, pues les fueron anulados a Endesa por la Corte de Apelaciones de Santiago en noviembre de 2014.

Energía

No


EIA

En calificación

EIA

En calificación