Mina Salamanqueja

El proyecto considera el desarrollo y explotación subterránea de la Mina Salamanqueja, propiedad de ENAMI, cedida en arriendo por 15 años a Pampa Camarones S.A. para la extracción de minerales metálicos y no metálicos como parte de un proyecto conjunto destinado al fomento de la minería local. El proyecto considera una explotación de 30.000 toneladas mensuales de mineral.

Al respecto, las comunidades han mostrado rechazo al proyecto pues consideran que contaminaría el agua y pondría en riesgo la agricultura, la ganadería y la salud de sus habitantes. Además se vulneraría la normativa ambiental vigente y el Convenio 169 de la OIT sobre pueblos Indígenas y Tribales al no considerarse instancias de consulta a las comunidades aymara que se verían afectadas.

En Septiembre del año 2013, y luego de la realización de inspecciones a la etapa de construcción de faenas, el proyecto minero enfrentó cargos por parte de la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) por afectación arqueológica y alteración de hábitat de la fauna del sector, no cumpliendo con sus Resoluciones de Calificación Ambiental (RCA). El informe de 18 páginas emitido por la SMA en contra de la minera de capitales coreanos, Pampa Camarones S.A., y de su yacimiento Salamanqueja, contenía un instructivo de procedimiento administrativo sancionatorio. Frente a este, la firma respondió que habrían regularizado la mayoría de las observaciones y que trabajarían en las pendientes.

Para mayo del año 2014, la empresa minera Pampa Camarones anunciaba el inicio de los trabajos de producción para junio del mismo año, mientras que las comunidades y organizaciones sociales rechazaron el proyecto cuprífero, asegurando la realización de acciones para impedir el avance de la explotación del yacimiento. En julio de 2014, la Comisión Asesora de Monumentos Nacionales de Arica y Parinacota interpuso una denuncia ante la SMA al proyecto Salamanqueja por incumplimientos en la RCA, por hallazgos arqueológicos intervenidos sin autorización. En el marco del proceso sancionatorio, se realizó una investigación, cuyo resultado fue un informe que indicaba daños ambientales irreparables al encontrarse deterioros significativos en materiales arqueológicos de la zona afectada por el yacimiento.

En febrero del año 2015, la minera Pampa Camarones fue sancionada por la SMA, la que aplicó una multa de 4.313,3 UTA en contra del proyecto de explotación minera en la región, por infracciones asociadas a daño ambiental irreparable sobre patrimonio arqueológico, no implementación de medidas de mitigación y monitoreo para fauna silvestre y mal manejo de residuos peligrosos. Producto de la sanción, la minera anunció en un comunicado que la continuidad del proyecto se encontraba en riesgo, asegurando que se ejercerían todas las acciones posibles para defender sus derechos.

Minería

No


DIA

Aprobado

DIA

Aprobado